Friday, April 13, 2012

The ETA prisoners would see change if the exception measures retire

El [nuevo grupo negociador del colectivo oficial de presos de ETA][1] (EPPK) entendería como "un cambio evidente" que el Gobierno de Mariano Rajoy "desactivara todas las medidas de excepción" que se les aplica en la actual política penitenciaria. Así lo reconocen en [una amplia entrevista concedida a los diarios _abertzales_ Gara y Berria,][2] y en la que refuerzan su apuesta por las vías políticas reflejadas en el Acuerdo de Gernika entre todas las fuerzas soberanistas. Mikel Albisu, _Antza,_ Jon Olarra, Soledad Iparragirre y Anabel Egües, cuatro de los seis miembros junto a Xabier Alegria y Lorentxa Gimón, son quienes han respondido conjuntamente en euskera a un cuestionario previo. En las primeras reacciones, el _lehendakari,_ Patxi López, insta al EPPK "a no engañar" a los presos y a "liberarles de su propia dictadura".

La ausencia de nuevas reflexiones más allá de la novedad que supone la significativa elección de los seis componentes del teórico equipo negociador de ETA ha enfriado las primeras reacciones entre la clase política vasca, que sigue esperando la disolución de la banda terrorista. Precisamente en la entrevista los presos reconocen este escenario de "dificultades", que entienden como un "ataque al proceso abierto". Por eso, muchas de las reflexiones publicadas son mensajes a la unidad de acción dentro de las cárceles como el rechazo a las salidas individuales que se entiende como una muestra crítica hacia la denominada _vía Nanclares._ "Habrá que desactivar la situación actual y la solución será colectiva o no será", subrayan.

En este contexto toma cuerpo el análisis de la representación del EPPK sobre la reivindicación histórica de una amnistía, a la que ya no sitúan como la exigencia determinante, sino que la incluyen dentro de "un proceso integral" al entender que la salida de los presos "supondría un paso cualitativo en el conjunto de la resolución del conflicto político". En su análisis, reconocen que la amnistía "la alcanzaremos en la medida en la que el proceso avance". Y es aquí donde los presos detectan el "inmovilismo" del Gobierno español con decisiones, dicen, como la resolución del Tribunal Constitucional que valida la _doctrina Parot_: "Ha dado un paso adelante en el ataque contra los presos en la medida en que amparan la cadena perpetua y fortalecen la propia política carcelaria".

Los presos demuestran un especial interés en que se entienda "el nuevo escenario" creado a partir de la renuncia de ETA a la violencia para así "abordar" las posibles salidas "al conflicto". Por eso, los negociadores recuerdan a los Gobiernos de Madrid y París -"a quienes hemos tendido la mano", dicen- que "hasta el paso más pequeño que den alimentaría el proceso". Sin embargo, asumen que no ven reciprocidad alguna: "Si en España nos han respondido que no, en Francia ni siquiera eso". La razón es fácil encontrarla en la ausencia de toda referencia por parte de la banda terrorista a su disolución, una exigencia reiterada por Rajoy desde que se conoció el pasado mes de octubre el cese de la violencia. López se lo recordó también en una entrevista en la cadena Cope: "Lo primero que deberían hacer es pedir a ETA que se disuelva".

Con todo, los representantes de ETA en las cárceles se consideran "legitimados" para participar en "la resolución política del conflicto". En ese sentido, reconocen que desde 2006 no han dispuesto de contacto alguno con los Gobiernos francés y español. "Les emplazamos a que actúen con seriedad, a que tomen contacto con nosotros", añaden. En el bloque temático dedicado a su apuesta por las vías políticas que suplanta la época del terror, y que los presos entienden como la consecuencia de una reflexión "de toda la izquierda _abertzale"_, hay una referencia expresa al significado del Acuerdo de Gernika, al que se han adherido, como plataforma de unidad de acción entre las fuerzas soberanistas y de guía para abordar "la resolución democrática".

"Lo que deberíamos hacer el resto es no enredarnos en sus debates y propuestas, y ponerles delante de su propia responsabilidad", dice el _lehendakari._ Así, en una invocación directa al entorno _abertzale,_ López les recuerda que "ese mundo lo primero que tiene que hacer exigir a ETA su disolución, asumir su responsabilidad con lo que ha pasado en este país porque, si ETA ha vivido durante más de 40 años amenazando y asesinando a personas que no compartían sus planteamientos totalitarios ha sido, gracias a que había un mundo que le daba cobertura política y que les buscaba respaldo social, el de Batasuna". En este sentido, ha señalado, ante las cuestiones sobre la política penitenciaria, que "no es más que una parte pequeña de lo que tenemos que hacer, que son muchas otras".

Dentro de la izquierda _abertzale,_ el coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, avaló ayer, en el Fórum Europa, la exigencia de un cambio en la política penitenciaria que considera "necesario" en base a su "humanización", "no como una contraprestación". En esta línea, Zabaleta acusó a los dos principales partidos estatales,

PP y PSOE, de no estar dando pasos en este sentido y, en consecuencia, en un proceso de reconciliación social. Zabaleta, cuya hija está detenida por su relación con el proceso Bateragune, admitió también que los reclusos elegidos por el EPPK para una eventual negociación están de acuerdo con el cese definitivo de la lucha armada decretado por ETA y considera "conveniente" hablar con ellos.

[1]: http://politica.elpais.com/politica/2012/04/12/actualidad/1334239950_877428.html
[2]: http://www.gara.net/azkenak/04/334388/eu/Respetar-derechos-presos-traeria-cambio-evidente
Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/04/13/actualidad/1334313182_145923_1334313880_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/politica/imagenes/2012/04/13/actualidad/1334313182_145923_1334313880_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment