Monday, April 9, 2012

Count Roa says that the payment of the 61 floors was for settling its debts

El alcalde de Santiago de Compostela, el popular [Gerardo Conde Roa][1], ha reconocido que tiene una deuda con Hacienda, pero ha asegurado "rotundamente" que no ha cometido ningún delito fiscal, porque "siempre" ha ofrecido "constantemente la información" que le han requerido las autoridades. Conde Roa ha asegurado que utilizó el dinero de los 61 pisos para pagar sus deudas y no ha dudado en mostrar imágenes de pisos construidos en Parla por su empresa, en la sede del Ayuntamiento de Santiago.

"El delito de fraude requiere el dolo especial de ocultar y no ha sucedido, sino justo lo contrario, se puso toda la documentación relativa a la empresa Geslander en manos de la Administración Tributaria. No hay fraude", ha aseverado el regidor en una multitudinaria comparecencia pública realizada esta tarde.

La Fiscalía presentó una querella contra el regidor de Santiago de Compostela por fraude fiscal tras una denuncia de la Agencia Tributaria [por no haber pagado 291.000 euros del IVA][2] por la venta, en el 2010, de 61 viviendas construidas por su promotora Geslander Proyectos de Edificación.El pasado mes de marzo, antes de que la querella fuera admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela, Conde Roa firmó un documento de conformidad en el que reconocía la deuda. Al respecto, el regidor ha apuntado en su comparecencia que esa deuda está "reconocida y firmada tras una larga inspección de unos diez meses aproximadamente".

"Una cosa es la existencia de una deuda tributaria, al igual que pueden tener miles de ciudadanos españoles y ahora mucho mas teniendo en cuenta la crisis, y otra es que haya fraude, entendiendo por ello la ocultación deliberada de datos que vaya en perjuicio propio de la hacienda publica", ha argumentado.

Conde Roa, que tendrá que declarar por un supuesto delito contra la hacienda pública, se reunió unas horas antes con su equipo de Gobierno para ofrecerles explicaciones sobre el caso que trascendió el miércoles de la semana pasada. Ya por la tarde, en su comparecencia pública, ha defendido que "no hay fraude" porque siempre puso todos los libros de contabilidad y la información requerida sobre su sociedad a disposición de la Agencia Tributaria. A renglón seguido, ha remarcado que él mismo ha estado "personalmente y a través de representantes" en contacto con Hacienda "de forma permanente". También ha apuntado que quiso pagar su deuda desde el primer momento y que fueron las autoridades del fisco las que le indicaron que sólo podría empezar a sufragar su deuda una vez que se "finalizase el expediente".

Así, ha manifestado que "a ver cuánta gente hay que se ponga delante de Hacienda a pecho descubierto como José Tomás, cogiendo su ticket y pidiendo vez", pese a ser una personalidad pública a la que conoce "desde el vigilante jurado hasta el último trabajador de la oficina".

"Es una deuda reconocida que he intentado pagar y que se me dijo que no podía hacerlo hasta que finalizase el expediente", ha defendido Conde Roa. Dicho esto, se ha preguntado "qué sentido tendría" para él "ocultar el IVA" y ha concluido que "ninguno".A su entender, "no tendría sentido" esta actitud porque sólo ha construido promociones de vivienda de protección oficial "sujetas a controles muy estrictos" por parte del Estado y porque, ha esgrimido, "cuando se hace una escritura pública en una notaría de la compraventa de un inmueble se le da traslado inmediato a la Agencia Tributaria". Por ello, ha remarcado que "no existe afán de ocultación".

En la "segunda fase" de su comparecencia, como la definió él mismo, Conde Roa ha indicado que ni él ni su sociedad tuvieron "acceso al IVA" que debe, sino que éste está "en los bancos" después de que Geslander sufriese la crisis inmobiliaria y registrase "graves problemas" con dos promociones de viviendas en Lalín (Pontevedra) y Daimiel (Ciudad Real).En una rueda de prensa que se prolongó durante casi una hora y veinte minutos, el alcalde relató las dificultades registradas y señaló que, del total de 28 viviendas ofertadas en Lalín, tras comprar el solar por subasta, sólo hubo siete compradores a los que se negó "a dejar colgados" por lo que siguió adelante con la promoción. Esta decisión, ha continuado, dio lugar "a un resultado catastrófico" y a unas pérdidas que ha situado "en torno a los tres millones de euros". "¿Dónde está el IVA? En los bancos. El último pago que se hace va directamente a cubrir deudas bancarias, con proveedores y con trabajadores para que nadie quedase sin cobrar", ha defendido.

Del mismo modo, ha relatado dificultades en las promociones de Daimiel y en la de Parla --de la que no ha dudado en mostrar imágenes en su comparecencia-- siempre en busca del "bienestar", ha defendido, de sus eventuales compradores. No en vano, ha proclamado que Geslander era "más que una promotora inmobiliaria", puesto que buscaba que las viviendas de protección oficial "dejasen de ser el patito feo de la construcción"."Era una idea", ha sentenciado el regidor, que se ha definido como un empresario más que sufrió los efectos de la crisis y que optó por pagar deudas bancarias y a proveedores en vez de meter a su sociedad "en un concurso de acreedores". "A lo mejor fue un error y esa responsabilidad la pago cara", ha reflexionado, antes de concluir que, en cualquier caso, le cuesta "más barato que andar escondido por Santiago y por el mundo".

Tras dar estas explicaciones, el alcalde ha insistido en que no hubo "ánimo de ocultación" en su actuación, al tiempo que ha proclamado que no está imputado, sino que ostenta "la condición de querellado". Asimismo, ha asegurado que "nunca" se ha planteado "la posibilidad de que alguien pudiese colar, entre comillas, una deuda tributaria".

"Yo tengo muchos defectos, pero tan tonto, tan tonto, tan tonto... vamos a dejarlo a remojo", ha aseverado el alcalde, quien ha admitido que fue Hacienda "quien le requirió" el pago de la deuda, pero ha trasladado, aún así, su objetivo de "seguir trabajando y servir a la sociedad" puesto que no se considera un mal ejemplo."En este ayuntamiento hay dos personas imputadas. Yo no, ¿vale?", ha manifestado, a modo de argumento, antes de insistir en que él no se quedó "con un euro", sino que el dinero se destinó "a terminar las promociones" y de defender su gestión, "más que ortodoxa, impecable", al frente del ayuntamiento compostelano.

Preguntado por si le consta tener alguna deuda, ha replicado que hasta dónde él sabe "no", pero ha detectado un comportamiento de Hacienda "que no le encaja", al tiempo que ha apuntado a la posibilidad de que haya "algo detrás" de la querella presentada por la Fiscalía."Aquí hay algo, una digestión pesada. De momento estamos tomando un poco de sal de frutas, pero esto saldrá. Creo que hay algo más", ha señalado Conde Roa, quien se ha aludido al disco de Pink Floid 'The dark side of the moon' para proclamar: "yo llegaré a la cara oculta de la luna".

Por último, preguntado por el hecho de que la querella constate que sí hubo "voluntad de defraudar", el regidor, que comparecerá ante el juez el próximo jueves 12 de abril a las 12.00 horas, ha restado importancia a este hecho y ha manifestado que "cuando se presenta una querella contra alguien no se dice que es un santo varón".

[1]: http://ccaa.elpais.com/tag/gerardo_conde_roa/a/
[2]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/03/galicia/1333478950_850726.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/09/galicia/1333988279_226024_1333988619_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/09/galicia/1333988279_226024_1333988619_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment