Friday, April 27, 2012

The Consell extends the management deprived to the Valencian health

El Gobierno valenciano ha decidido dar un nuevo impulso a la gestión privada en la sanidad pública a partir del 2 de enero de 2013.Es una de las medidas incluidas en el plan de ajuste 2012-2014 aprobado hoy por el Ejecutivo que preside el popular Alberto Fabra, en un momento en el que se especula con la posibilidad de que el Gobierno pueda intervenir la Comunidad Valenciana.

El vicepresidente del Consell, José Ciscar, ha explicado hoy que se adjudicarán antes de terminar el año los 18 departamentos de salud que ahora gestiona de manera directa la Generalitat a un gestor privado. "Con el nuevo modelo todos los servicios externalizados se agrupan en cada departamento de salud y estarán centralizados en un único gestor, con lo que se generarán importantes economías de escala y ahorro", ha explicado Ciscar.

Los titulares de las concesiones pagarán un canon a la Administración valenciana por el uso de las instalaciones y a cambio asumirán la gestión y contratación de todos los servicios no sanitarios o concertados  -seguridad, limpieza, cocinas, transporte, oxigenoterapia, etc- en los centros de salud y los hospitales. La Consejería de Salud asumirá el coste del personal estatutario, los funcionarios y los interinos, y las inversiones en infraestructuras, tanto de bienes inmuebles como de equipos médicos. Además establecerá una fórmula de coordinación para que no se produzcan alteraciones en la prestación de la atención sanitaria.

Con esta privatización de la gestión de toda la sanidad pública, el Gobierno valenciano pretende recaudar un total de 180 millones de euros al año en concepto de canon. Un dinero que las empresas privadas tendrán que abonar a la Administración con los ahorros obtenidos de la gestión del área de salud correspondiente. La Generalitat calcula que, además de los ingresos del canon, dejará de gastar otros 263 millones al año gracias a esta fórmula de gestión público-privada.

La decisión de aplicar la gestión privada se aplicará a las 18 áreas de salud pública actuales, pero no a las cinco que ya están en concesión con el denominado modelo Alzira -empresas que construyen los hospitales y los gestionan a cambio de un concierto económico- ni al Consorcio del Hospital General de Valencia que gestiona la Generalitat con la Diputación de Valencia.

Los contratados laborales pasarán, con esta fórmula, a depender de las empresas privadas que gestionen el área de salud, aunque Ciscar indicó que hay poco personal con este estado jurídico.

"O aplicamos la colaboración público-privada o subimos los impuestos a los valencianos en 500 euros al año a cada ciudadano", sentenció el vicepresidente Ciscar, que recalcó que el cambio de modelo sanitario no coincide con el modelo Alzira, sino que está un peldaño por debajo.

Los 18 departamentos de salud se sacarán a concurso, mediante un procedimiento negociado, en el que no está descartado agrupar varios de ellos. Las concesionarias de las cinco áreas del modelo Alzira, a las que Sanidad les ha pedido renegociar el concierto a la baja, podrán optar a la concesión.

Esta concesión serán por un periodo de 10 años, prorrogable otros cinco. Las concesionarias, podrán contratar si lo requieren personal sanitario, según indicó Císcar.
Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/27/valencia/1335531536_294640_1335532545_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/27/valencia/1335531536_294640_1335532545_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment