Sunday, April 29, 2012

The Consell ends 17 years of work by the Alzheimer

Miguel Ángel no puede contener la expresión de alegría cuando su hija Raquel Atienza irrumpe inesperadamente en su taller de estimulación cognitiva. Tiene 60 años, padece alzhéimer y desde hace cinco años acude al centro de día La Pineda que la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer (AFA) gestiona en la ciudad de Castellón desde hace 17 años. "Hoy por hoy somos el único centro específico que realizamos estimulación cognitiva para retardar el deterioro de la enfermedad", explica Patricia Olmeda, directora del centro.

"Llegué a la asociación perdida, desorientada y desesperada, hasta que les encontré a ellos. Desde entonces ha mejorado tanto la vida de mi padre como la mía", dice Raquel. Pero el pasado lunes la Consejería de Bienestar Social envió un escrito al centro en el que instaba a su inmediato cierre y desalojo por la puesta en marcha del centro de atención especializada a personas dependientes Gran Vía, que abrirá sus puertas la próxima semana, tres años después de su construcción. El futuro de los 40 usuarios y las 12 trabajadoras queda en el aire.

"No nos ha llegado ni una carta de la consejería ni nos han explicado qué va a pasar con nuestros familiares", se queja Elena Cervera. Hace tres años que su padre acude a La Pineda.

El secretario autonómico de Autonomía Personal y Dependencia, Joaquín Martínez, ha asegurado que todos los usuarios serán trasladados al Gran Vía. Pero hay un problema. Martínez habla de las 20 plazas para las que se abrió el centro de AFA. Y Emilio Marmaneu, presidente de la asociación, asegura que han logrado asistir al doble con una restructuración de servicios. Además, la consejería asegura que en el nuevo centro habrá 50 plazas (33 de día y otras 17 de residencia), pero el pliego de condiciones recoge que de las plazas de atención diurna para personas mayores dependientes con alzhéimer, "17 serán ocupadas por los usuarios con plaza en el servicio de atención residencial".

Marmaneu recalca que la apertura de este centro "es una muy buena noticia", pero apunta que el de AFA "es un centro de día de estimulación cognitiva, y esa es la gran diferencia, pensábamos que se mantendría como centro complementario". La consejería ha justificado el cierre alegando que el centro "carece de licencia municipal y de requisitos".

Los familiares no lo aceptan. Carmen Agost lleva a su marido de 62 años desde que tenía 56. "Son los mejores y todo lo están haciendo con cuatro perras, si no hay dinero no lo hay, pero que recorten de otras cosas", dice.

El presidente de AFA apunta que han planteado sin éxito seguir trabajando con unos 80.000 euros al año, la mitad del presupuesto. Y eso que el Consell les adeuda 300.000 euros desde 2010 por este y otros centros que mantiene en la provincia. "En mayo ya no tendremos dinero para pagar a los trabajadores", recalca. Marmaneu sabe que el mes que viene cerrarán. Y algunos de los usuarios todavía lo desconocen.

Mientras, Raquel no pierde la esperanza: "Al día siguiente de saber que cerraban, leía la noticia de que el Consell pagaba 35 millones más por la fórmula 1. Yo todavía confío en que den marcha atrás y no cierren La Pineda".
Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/29/valencia/1335721037_900956_1335721292_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/29/valencia/1335721037_900956_1335721292_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment