Monday, April 23, 2012

But one considers to advance elections if the Government takes part the Catalan Autonomous Government

La [Diada de Sant Jordi][1] es proclive en Cataluña a los discursos enardecidos y fecunda en advertencias de los políticos nacionalistas hacia el Gobierno central. Con las relaciones entre Convergència i Unió y el Partido Popular en horas bajas por unos [Presupuestos Generales del Estado][2] que incumplen todos los compromisos inversores con Cataluña, y con las finanzas de la Generalitat bajo mínimos, el presidente Artur Mas ha cumplido estrictamente con la tradición. Durante una entrevista [concedida en TV3][3] ha asegurado que se plantea adelantar las elecciones en Cataluña si el Gobierno amenaza con intervenir la Generalitat al tiempo que ha asegurado que lo que él llama "soberanía fiscal" es "inevitable" haya o no pacto con el Gobierno de Mariano Rajoy.

Mas ha admitido que la intervención de la Generalitat por parte del Gobierno, una medida prevista en caso de incumplimiento de los objetivos de déficit, es posible puesto que la situación financiera de la Generalitat es "francamente delicada". Con todo, se ha mostrado confiado en que esto no vaya a ocurrir con el argumento de que su Gobierno está haciendo importantes recortes en el gasto y que [por ahora encuentra financiación en los bonos a particulares.][4]

"No buscaré unas elecciones anticipadas, no las deseo, pero tampoco quiero dar la imagen de que la legislatura tiene que durar cuatro años como sea" ha dicho Mas, quien hace meses que va insinuando un posible adelanto electoral en un intento de buscar apoyos entre los partidos que ahora no desean unas elecciones anticipadas, especialmente el PSC. Hasta ahora CiU ha encontrado todo tipo de apoyos en el Partido Popular, una formación que se ha situado en el centro de la política catalana y tampoco quiere saber nada de un posible adelanto electoral.

Pero las advertencias hacia el Gobierno central no han acabado aquí. Artur Mas ha asegurado que tiene poca confianza en alcanza el denominado "pacto fiscal" por la vía del diálogo. En su opinión el Gobierno de Mariano Rajoy difícilmente aceptará una financiación para Cataluña en la línea de la que goza el País Vasco, pero el presidente catalán no tira la toalla y ha anunciado una próxima reunión con el presidente del Gobierno para abordar el asunto. En cualquier caso, haya o no pacto, Mas ha asegurado que la "soberanía fiscal de Cataluña es inevitable porque el 70% de los catalanes está a favor de ello".

Pero las advertencias de Mas hacia el Gobierno central no han desplazado del centro del debate los recortes sociales la Generalitat viene aplicando desde hace más de un año y que van a incrementarse. Así lo ha dicho el presidente de la Generalitat, siempre culpando de ello a los recortes del Gobierno central en las transferencias hacia las autonomías. "No tenemos claro cómo abordar el recorte al que nos obligan los Presupuestos, pero tendremos que hacerlo", ha dicho Mas.

De entrada los recortes se están notando este día de Sant Jordi también en la actividad del Gobierno catalán. La recepción que el presidente de la Generalitat solía ofrecer otros años ha quedado reducida a la mínima expresión y el acto más visible es la misa a la que el Gobierno catalán ha acudido esta mañana oficiada por el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach.

[1]: http://ccaa.elpais.com/tag/sant_jordi/a/
[2]: http://ccaa.elpais.com/tag/presupuestos_generales_estado/a/
[3]: http://www.tv3.cat/
[4]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/19/catalunya/1334860489_124989.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/23/catalunya/1335169337_463005_1335169563_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment