Wednesday, April 18, 2012

A brake of the ill-fated train in Buenos Aires did not work

El freno "de guarda", que se acciona manualmente en caso de urgencia, no funcionaba en el tren de Buenos Aires en el que fallecieron 51 personas y más de 700 resultaron heridas el pasado 22 de febrero. Ese es el dictamen que los técnicos encargados de investigar los pormenores de la tragedia han entregado al juez Claudio Bonadío. El dispositivo "se acciona tirando una perilla colgante" que en el momento de la tragedia "no estaba operativa en la cabina del conductor" del tren, indica el informe pericial. Así pues, "no hay objeciones que efectuar en cuanto a la aptitud" del maquinista Marcos Antonio Córdoba.

Si Córdoba resultase finalmente exento de cualquier tipo de responsabilidad en el accidente, el juez tendrá que investigar hasta qué punto la empresa concesionaria Trenes de Buenos Aires (TBA) no cumplió con su deber de mantener en buen estado el tren. La compañía TBA pertenece [a los hermanos Claudio y Mario Cirigliano,][1] quienes han gozado hasta ahora de excelentes relaciones con los Gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner.

[1]: http://cort.as/1tQU

No comments:

Post a Comment