Sunday, April 22, 2012

A band forced to beg for disabled Rumanians

Un piso del barrio de Palomeras (distrito de Puente de Vallecas) que carecía de las mínimas condiciones de salubridad era el lugar en el que una organización formada por ocho personas guarecía a discapacitados rumanos a los que obligaba a mendigar durante 12 horas al día por las calles de la capital. Las víctimas llegaban a España con la falsa promesa de que iban a encontrar trabajo y que les darían de alta en la Seguridad Social, según ha informado esta mañana la Jefatura Superior de Policía y la Policía Municipal de Madrid.

Un matrimonio estaba al frente de este entramado. Este se dedicaba a ir a Rumanía y contactar con los discapacitados. Les ofrecían venir a España y mejorar sus condiciones de vida con un puesto estable. La realidad, ya en Madrid, era bastante distinta. Todos los días les llevaban en furgonetas a puntos destacados de la ciudad, por los que pasaba gran cantidad de personas. Les dejaban a las siete de la mañana y allí estaba al menos 12 horas. Tenían que conseguir un mínimo de 80 euros al día. Durante la jornada eran vigilados por otros integrantes de la organización, que también les llevaban algún bocadillo para que comieran. También les intimidaban en caso de que no hubieran obtenido la recaudación del día.

Por la tarde eran recogidos de nuevo y les llevaban al piso de Palomeras, donde vivían en condiciones infrahumanas y en una habitación sin ventilación exterior. En caso de que no hubiera sitio para todos, les dejaban en un parque para que pernoctaran y les recogían a la mañana siguiente, según han explicado fuentes policiales.

Las investigaciones comenzaron en septiembre de manera conjunta entre la Unidad contra Redes de Inmigración y Falsedad (UCRIF) de la Jefatura de Policía y los agentes de la Unidad de Carabanchel de la Policía Municipal, al detectar la presencia de varios mendigos que llegaban a sus zonas en furgonetas. Esto hizo sospechar a los agentes hasta que desentramaron toda la organización.

Las detenciones se produjeron la madrugada del pasado jueves en el piso de Palomeras, donde fueron liberados 10 discapacitados y detenidos los ocho integrantes de la organización. De los primeros se hizo cargo el Samur Social y los otros han pasado ya a disposición judicial. Cinco de los ocho arrestados tienen antecedentes policiales por hechos muy diversos como riña tumultuaria, proxenetismo, contra la libertad de los trabajadores, robos con fuerza y con violencia y usurpación, entre otros. La edad de los discapacitados oscila entre los 32 y los 56 y en su mayoría son hombres.

No comments:

Post a Comment