Friday, April 27, 2012

The autonomic televisions with losses will receive less bottoms

Las televisiones autonómicas tendrán anualmente un techo de gasto que no podrán rebasar. Y en caso de que "excepcionalmente" sus cuentas se descuadren y terminen el ejercicio en números rojos, esas pérdidas se descontarán de los gastos del año siguiente. Esta es una de las medidas de control presupuestario introducidas por el Gobierno en la modificación de la Ley General de la Comunicación Audiovisual de 2010, que ha entrado ya en Congreso de los Diputados para su tramitación por la vía de urgencia. Esta reforma permitirá a las comunidades elegir el modelo de gestión y les dará libertad para que puedan privatizar las televisiones regionales.

Con esta reforma se trata de controlar minuciosamente los costes de las televisiones autonómicas y de evitar que incurran en un déficit desbordante y generen una deuda acumulada tan gigantesca como de la del ente valenciano, que supera los 1.200 millones de euros.

Además, el proyecto de ley establece que los fondos de cualquier tipo de convenio o encomienda que realice la comunidad autónoma, directa o indirectamente, a favor de la televisión pública regional se reducirá de su partida de gastos aprobada. Y para vigilar que se cumple el equilibrio presupuestario, la ley especifica que antes del 1 de abril de cada año, los entes deberán presentar a su comunidad un informe "en el que se ponga de manifiesto que la gestión del ejercicio inmediato anterior" se adecua a los principios de la Ley de Estabilidad.

Este año, los entes autonómicos tienen un presupuesto de 1.200 millones de euros, de los cuales 980 son aportaciones públicas. De esta cantidad, una gran parte (857 millones) es absorbida por las televisiones y el resto se destina a sufragar el coste de la radio y los gastos generados por la corporación o el ente público. Según las estimaciones de la [Federación de Organismos de Radios y Televisiones Autonómicos][1] (Forta) el coste de estas cadenas equivale, de media, al 0,6% del presupuesto de las comunidades.

Con la nueva legislación, las televisiones que recurran al endeudamiento recibirían menos fondos el año siguiente. A menudo, comunidades como Madrid se han visto obligadas a solicitar "aportaciones patrimoniales extraordinarias" (hasta 20 millones de euros en algunos ejercicios) para poder terminar el año.

A partir de ahora los presupuestos serán inamovibles. Aunque el desplome publicitario descuadre las cuentas. Según un informe encargado por la Forta a la multinacional [Accenture][2], el 75% de los presupuestos de las autonómicas proceden de las subvenciones y un 25%, de la publicidad. Pero la crisis publicitaria se ha cebado con las autonómicas. En el primer trimestre del año han perdido el 39,8% de la facturación publicitaria, el doble de la media del conjunto de las televisiones (17,7%). El año pasado captaron de enero a abril 56,5 millones y este se ha frenado la cifra: 34,0 millones. El sector achaca este descenso al "duopolio salvaje" que practican Telecinco y Antena 3. "Están ejerciendo una competencia desleal. Controlan el sector y tratan de eliminar a los operadores pequeños", explican fuentes del sector.

El Gobierno justifica sus medidas en "la situación económica" y en la necesidad de "sanear las cuentas" públicas. Algunas televisiones autonómicas han comenzado ya a hacer los deberes recortando gastos. Unas han optado por cerrar canales y otras han renunciado a derechos deportivos como la Liga de fútbol o la fórmula 1.

Ahora, la ley aboga por fórmulas de colaboración para abaratar los costes de parilla. De hecho, la Forta ha diseñado un plan de intercambio de contenidos prácticamente a coste cero. Pero para las televisiones que emiten toda su programación en lengua propia, como la catalana o la gallega, esta opción es más difícil de aplicar. "Tendríamos que asumir el coste de doblar estos productos", explican fuentes de la corporación gallega. Esta televisión ha aplicado en los últimos tres años un plan de saneamiento en sus cuentas que le ha permitido adelgazar la deuda desde los 32,3 millones de euros de 2009 hasta los 1,9 que se prevén para el ejercicio actual. En este periodo, su presupuesto ha pasado de 146 millones a 117. Otros operadores, como el canario, tienen ahora un presupuesto que es la mitad que hace cuatro años: de 66,9 millones ha pasado a 33,2.

[1]: http://www.forta.es/
[2]: http://www.accenture.com/es-es/Pages/index.aspx
Enclosure: http://ep00.epimg.net/sociedad/imagenes/2012/04/27/actualidad/1335556774_538829_1335556994_miniatura_normal.jpg

Enclosure: http://ep00.epimg.net/sociedad/imagenes/2012/04/27/actualidad/1335556774_538829_1335556994_noticia_normal.jpg

No comments:

Post a Comment