Wednesday, April 11, 2012

Aguirre continues denying the ascent of the simple ticket

Esperanza Aguirre puso ayer en duda que su Gobierno fuera a incrementar los precios del transporte público y [negó en concreto el aumento del billete sencillo][1], que ha subido, dijo, "hace poco" -en concreto, la tarifa se duplicó el pasado agosto-. Aguirre lo dijo un día después de que su Ejecutivo anunciara una "modificación tarifaria" -eufemismo de incremento- y horas antes de que esta se concretara en una media de un 11%, en el caso del billete sencillo, si se hacen más de cinco trasbordos sube de 1,5 euros a 2. Y esta mañana, lo ha vuelto a hacer.

La presidenta regional ha sostenido que el billete sencillo seguirá costando 1,5 euros y lo ha diferenciado de la tarifa de los demás títulos de transporte, que ha bautizado "descuentos" o "_forfaits_" y que, ha indicado, "han tenido que revisarse". A esta afirmación discutible ha unido otra: que el metro de Madrid "es el más barato del mundo". Lo fue, pero [dejó de serlo ya con la subida de agosto de 2011][2], según los cálculos hechos por este periódico basándose en un [informe emitido por el banco suizo UBS en agosto de 2011][3] .

Las declaraciones se han producido después de entregar unos premios científicos, cuando Aguirre se ha referido a la polémica subida de las tarifas del transporte público madrileño que esta tarde está previsto que apruebe el Consejo de Administración del Consorcio Regional de Transportes.

Ahora que ya es público que el billete sencillo de Metro va a costar entre 1,5 y 2 euros, según las zonas, la presidenta ha insistido por segunda vez en que esta tarifa no va a subir y ha asegurado que "es la más baja de todos los billetes de Metro del mundo entero". "Lo demás son descuentos, _forfaits_ -palabra francesa comúnmente asignada a abonos deportivos, especialmente de esquí- o abonos", ha respondido Aguirre cuando los periodistas le han preguntado sobre el aumento de precio del abono transporte o del Metrobus de 10 viajes.

En la línea de defensa y justificación que emplea la Consejería de Transportes, Aguirre haindicado que "tendrán que sufrir las consecuencias de la subida de la electricidad, del gasóleo y de la bajada de las ayudas al transporte colectivo que nos venían de los presupuestos del Gobierno" pero ha reiterado que el precio del billete sencillo de Metro de Madrid "sigue y seguirá siendo de un euro y medio". La presidenta ha recordado que la Comunidad de Madrid aprueba ahora una subida de las tarifas del transporte público que en Barcelona se lleva aplicando desde el pasado mes de enero.

Preguntado por esta negativa de Aguirre, un portavoz de la Comunidad de Madrid asegura que "técnicamente" la presidenta dice la verdad con su afirmación, informa **Pilar Álvarez**. El razonamiento que emplea es que para el 45% de los usuarios del billete sencillo (que son los que hacen menos de cinco paradas en sus trayectos, según los datos que maneja la Consejería de Transportes a través de encuestas) el precio seguirá siendo el mismo: 1,50 euros por viaje. El argumento puede ser justo el contrario: para el 55% de los usuarios que se desplazan más de cinco paradas (que además son mayoría) el billete se incrementa hasta dos euros, a razón de 10 céntimos más por parada adicional.

Por su parte, el consejero del ramo, **Pablo Cavero**, ha sostenido que Metro de Madrid es "un medio de comunicación como lo puede ser la radio, la prensa escrita o la televisión", y ha apostado por "poner en valor ese medio de comunicación y abrirlo a la iniciativa privada". "Porque si generamos ingresos por esa vía, como ya lo estamos haciendo, para las arcas de Metro de Madrid, tendremos que reducir menos los costes y por supuesto tendremos que incrementar menos las tarifas, equilibrando las finanzas de lo que son las empresas públicas del transporte", ha dicho.

Cavero se refería así a apuestas como el patrocinio de estaciones, que ha sido un "éxito" en la [experiencia piloto llevada a cabo So][4]l. Las prioridades de la Comunidad son "tratar de mejorar los ingresos" a través de locales comerciales, publicidad o promociones en unas iniciativas en las que se "invita" al capital privado -"aunque a veces a la oposición no le guste"- y reducir costes: la "grasa" o "costes superfluos que se pueden encontrar en la gestión". "Y si no queda más remedio, ir actualizando las tarifas como nos toca hacer en este caso en el mes de mayo", ha agregado.

A su juicio, la subida es "equitativa" -ha hecho hincapié en que repercute menos en colectivos como los mayores o los jóvenes  y más en el viaje a Barajas- aunque ha reconocido que la medida es "dura". "Teniendo el mejor Metro del mundo, a pesar de la actualización de tarifas, nos parece que es una relación calidad-precio difícilmente encontrable en países mucho más ricos que España y en ciudades con mayor renta per cápita que Madrid", ha considerado. Preguntado sobre si el aumento de tarifas apunta a una privatización del servicio, lo ha descartado con el argumento de que es "difícilmente es privatizable una actividad que genera un déficit de 1.500 millones de euros".

 

[1]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/10/madrid/1334050000_124182.html
[2]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/01/04/madrid/1325680697_691313.html
[3]: http://www.ubs.com/global/en/wealth_management/wealth_management_research/prices_earnings.html
[4]: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/03/12/madrid/1331581839_273393.html
Enclosure: http://ep00.epimg.net/ccaa/imagenes/2012/04/11/madrid/1334147195_288763_1334147371_miniatura_normal.jpg

No comments:

Post a Comment